sábado, 5 de mayo de 2012

New York City... Hogar, dulce segundo hogar

New York City "The Big Apple"
Esta vez mi aventura comienza cuando, una vez más, estaba camino a Nueva York. Una ciudad inmensa, grandiosa, espectacular para unos, horrible para otros. La ciudad del gran sueño americano, la capital del mundo, la capital de los rascacielos, la Gran Manzana. Esta vez Nueva York me daría el impulso que necesitaba para cruzar el charco, venirme a Europa. “The Big Apple” se convertiría en mi segundo hogar, con mi segunda familia.

Una vez finalizada mi experiencia laboral en Denver, Colorado. El 30 de octubre de 2011 abordé un avión de Delta Airlines desde Denver hasta el aeropuerto JFK en la ciudad de Nueva York. Había trabajado como un negro por dos meses en Colorado para poder reunír el dinero suficiente y así comprar mi boleto de avión. En un principio pensaba tomar un tren y viajar por casi dos días desde Denver hasta Nueva York, pues pensaba que ésta era la manera más económica de viajar. Mis intenciones eran ahorrar todo el dinero posible para poder irme a las "Uropas"
(Manera graciosa que tienen algunos venezolanos al referirse a Europa). Ya estaba psicológicamente preparado para reservar mi tren y viajar dos días completos hasta llegar a NYC. Tendría que hacer dos millones de conexiones, viajar en el techo de algunos trenes, viajar medio día de pie, cargar mi maleta al hombro durante todo el viaje, entre otras cosas más; pero no me importaba. Si me costaba 10$, ésa sería la mejor opción. Un mes antes ingreso a la página de trenes de Estados Unidos, coloco la fecha de mi viaje, ya hasta me había gustado la idea de viajar en tren, al fin y al cabo sería una nueva experiencia. La página termina de cargar, para mi gran sorpresa, el pasaje en tren no era tan económico como yo creía. Yo había pensado que si tomaría dos días, seguramente sería muchísimo más económico. Es algo como lógico, si un avión toma  sólo tres horas de Denver a Nueva York y en cambio un tren toma días ¿Cuál opción debería tomar y cuál es más económica?

Lo cierto es que el tren costaba 650$, en clase TURISTA ECONÓMICA. Ni les digo cuánto costaba en clase ejecutiva. El precio no incluía comidas. En la página web decía que a bordo podía comprar comida a precios accesibles ¡Una Coca-Cola por el módico precio de 15$! (Inserte aquí una cara con una de las cejas levantadas) si eso era "módico" no quiero saber cuánto costaba un almuerzo en clase ejecutiva. Aún me parece ilógico pagar esos precios por un viaje tan largo, donde al final, la parte trasera de mi cuerpo (Para no decir nalgas) tomaría una forma cuadrada debido a tantas horas sentado.

Después de intentar superar el shock que me había causado el precio. Intento buscar pasajes de avión. Tenía miedo de ver los precios. Me decía: "Si ése es el precio en tren, no me quiero imaginar el precio en avión". Entro en www.expedia.com coloco las fechas de mi viaje. La página tarda en cargar, primer precio que aparece en pantalla; 200$. No es tan caro, pienso para mí. El precio baja y baja y por fin se mantiene a 120$ ¡Perfecto! Lo compré. No fue tan económico, pero era lo que había. A estas alturas me parece muy caro ya que si comparo que en Europa puedo conseguir un pasaje de Málaga a Barcelona ida y vuelta por tan sólo 31 euros, entonces eso es demasiado caro. 

Shania, Lizett y yo
Llegué a Nueva York a las 3 de la tarde aproximadamente. Al aeropuerto JFK. Ya conocía la ciudad y sabía "perfectamente" cómo llegar a casa de mi amiga Lizett. Salgo del aeropuerto, tomo mi tren, hago transferencia y por fin llego a la estación Forest Hills, donde debía bajarme. Luego de casi 15 minutos intentando encontrar el edificio, al cual le había pasado por el lado como cinco veces, mientras arrastraba mi maleta por todo el asfalto, encontré el edificio. Entro, busco el número de apartamento y toco el timbre... Ring... Ring... Nadie abre. Toco de nuevo... Ring... Ring... Espero diez minutos. Vuelvo a tocar, sale un chamito judío del apartamento de al lado, me ve y me pregunta: ¿No hay nadie allí, verdad? Me provocó responderle: -"Claro que sí, sólo que están en una video conferencia con Hitler y no quiero interrumpirlos" jajaja hubiese sonado muy cruel. Además, era sólo un chamito de ocho años aproximadamente. Llegan Lizett y su hija Shania. Ambas me reciben con euforia y alegría, sobre todo la pequeña Shany, a la que considero mi pequeña hermana en EE.UU. Ya me comenzaba a sentir como en casa nuevamente.

En Nueva York trabajé en AID FOR AIDS International (AFAI). Se trata de una fundación sin fines de lucro que ayuda a personas con VIH y/o Sida. Tiene sede en varios países de Latinoamérica, incluyendo Venezuela. Muchos de ustedes sabrán que ya desde hace ocho años he sido voluntario de AFA. Con ellos crecí, aprendí, viajé y con el paso del tiempo se han convertido en mi segunda familia, a quienes les agradezco mucho. Mis compañeros de trabajo en AFA New York eran excelentes. Voy a nombrar a algunos. Primero estaba mi negra Lizett, alias "La pollis", ese alias era algo así como "el pollo sin cabeza" jajaja siempre haciendo mil millones de cosas, es polifacética, hasta lavaba los platos y de vez en cuando nos sorprendía con unas arepitas "reina pepiadas" exquisitas. Después mi tío Jesús, fundador y director ejecutivo de AID FOR AIDS, ocupado las 24 horas del día, los siete días de las semanas, los 365 días del año. Otra persona muy especial era Eduardo, alias Eduardote, sí, también hay un Eduardito (No pregunten a qué se deben estos nombres jajaja) Eduardo es el director del programa de reciclaje de medicamentos, pero más allá de eso, me jodía todo el santo día ¡Dios! Cuando llegaba en las mañanas, cuando se iba, a la hora de comer Jajajaja cómo le encantaba joderme la paciencia. Eduaridito, director de comunicaciones, es un wey mexicano de poca madre ¡Órale! excelente persona y era quien me buscaba trabajo jajaja. Otras personas interesantes en la oficina era una bogoteña o bogotense o bogotana ¡o como se diga! jamás supe cuál era la manera correcta. Lo cierto es que es una chama linda, inteligente y productiva ¡Sí, pero ya tiene novio, así que no se anoten! Entre las demás personas estaban Kike, director del programa de Advocacy y muchas otras personas más que no me acuerdo en este momento. Además, soy tan malo para los nombres que ni me acuerdo como se llaman.

Mi trabajo en AFA New York se basaba principalmente en ser recepcionista. Consistía en atender el teléfono, entrar en Facebook, atender otra vez el teléfono, entrar a Facebook de nuevo, ir al correo a llevar algunos paquetes, entrar en Facebook otra vez, Facebook, Facebook, ir al baño, organizar carpetas, Facebook, joder con Lizett, Facebook, atender el teléfono, entrar en Facebook una vez más, buscar a Shania al colegio, entrar en Facebook, etc... ¡Ah subir fotos a Facebook! Jajaja No piensen que no trabajaba. Sí lo hacía y mucho, pero es que ¡Facebook me poseía! No era mi culpa. Saber la clave de un wifi es como tener dinero para comprar para comprar droga en la escalera número 237 de Petare.

Algunas veces me tocaba traducir textos intraducibles. Les explico; cierta persona me manda a traducir algo que desde el principio me hizo doler la cabeza, era algo así: "el sigient ogjetibo es trata dekjoijhh la casa de mi lkdjfiodj peromd kdkdjdjkjhj hes por hellokoi fque kjjhjkhdf kkjjhkdhfdh aghue eiurhkej..." primero, la ortografía me daba dolor de cabeza, segundo ¡No colocaban ni un sólo PUNTO o una COMA! Me tocaba trabajo doble; intentar entender lo que decía e intentar traducirlo. Sí, fueron sólo intentos, al final Lizett salió a mi rescate y me salvó de seguir traduciendo. En Nueva York me convertí en el "Disco duro externo de Lizett". Les explico, en Nueva York ayudaba a Lizett en todo, fregaba los platos de la casa, que por cierto una vez casi me arranco un debo cuando mientras fregaba se rompió el vaso y se me clavó en un debo; además buscaba a Shany todos los días al colegio, la ayudaba en todo en la oficina, la hacía reír, etc, etc. Es decir, yo no andaba sin Lizett en Nueva York y ella ya no andaba sin mí. Fue por eso que la extrañé tanto en Nazilandia. Después los papeles se invirtieron y fue ella quien me sacó de muchos apuros cuando caí en "crisis" por estos lares.

Mi negra y su negro
Mi negra (Lizett) es un personaje único de su especie. Todo lo contrario a Shania, su hija. Lizett es olvidadiza para todo, deja las llaves de la casa, la tarjeta del tren, el celular, el dinero, se queda ella misma, etc... Shania es todo lo contrario extremadamente ordenada, inteligente, no quiero decir que Lizett no lo sea jaja bueno, más o menos; metódica, cuidadosa, entre otras cosas. Lo cierto es que junto a ellas dos, mi tío Jesús, y otro par de buenos amigos como José y Yovelsi pasé los mejores días de mi vida en Nueva York. Siempre teníamos algo que hacer, algo de que reír, algo para ser felices con lo que fuese.

Viví por primera vez una noche de brujas (Halloween) la verdad es que no me pareció algo del otro mundo. Salimos por las calles con Shania a pedir dulces y la mayoría decía que ya no tenían más. Para Shany fue algo genial, recolectó muchísimos dulces y yo aproveché para tomar unas cuentas fotos interesantes.

Shania y yo en "My Hero Gala"
Un mes después….En noviembre se organizó la gala anual "My Heroe" que se celebra con la finalidad de recaudar dinero para el trabajo que realiza AID FOR AIDS International. Asistieron personas importantes y celebridades estadounidenses como Winona Ryder, discúlpenme la ignorancia, pero ni idea de quien era ella cuando la vi. Cuando publiqué en Facebook que no sabía quien era ella casi muero acribillado. También asistieron otros famosos como, Miguel Bosé ¡Dios, parece de cera! Casi finalizada la gala veo que Miguel Bosé se iba, corro e intento alcanzarlo para tomarme una foto con él, lo alcanzo casi en la salida y le pido una foto. Él muy nulamente me dice que sí, me coloco a su lado y viene otros de los que estaba con él y también se coloca a su lado, yo volteo y lo miro y digo para mí "¿Quien coño es éste?" Un roba cámara cualquiera. Al final entendí que al verme no puedo evitar querer tomarse una foto conmigo también jajajajajaja.

Cosas muy interesantes de resaltar es sobre el pequeño problema de dislexia que sufre mi negra Lizett. ¡Sí señores, dislexia! Esa enfermedad que hace que confundas las palabras. En el caso de Lizett yo la llamaría "Dislexia semántica" o "Dislexia del significado". Les explico; un día viene mi negra caminando con mi tío Jesús. Ella viene inspirada hablando sola mientras mi tío sólo la escucha. Ella habla, habla y habla. En una de sus tantas frases viene y exclama: "¡¿Por qué será que a algunas mujeres les cuesta ser monólogas?!" Sale mi tío y le dice: "¡¿Monólogas?!!Un monólogo es lo que cargas tú, mija! Hablando sola. Se dice Monógama, no monóloga. Eso fue sólo el comienzo de una larga confusión de palabras de las cuales yo era testigo todos los días. Otro día fue algo así; -"!Nuestros vecinos son judios ortodonsos!”! Wow seguro son odontólogos y tienen una maestría en ortodoncia. Pues no, ella quería decir que eran "ortodoxos", es decir, judíos muy religiosos. Otro día, hablaba por Skype con unos amigos médicos y les estoy diciendo que últimamente había sangrado mucho por la naríz. Entonces sale Lizett y me dice, “eso es que tú eres PEDOFÍLICO. ¿Pedofílico? Exclamo yo. ¿No quisiste decir "Pedófilo"? -"Ah bueno, sí eso mismo". Me responde ella. Pero si un pedófilo es alguien que le gusta el sexo con los niños! Entonces ella me dice: -"Bueno, eso no, sino la gente que tiene problemas con la sangre"- ¡Hemofílico! Me dice mi amigo que aún estaba en Skype y escuchaba nuestra conversación. !HEMOFÍLICO! Ella había creado una mezcla entre "Pedofílico y Hemofílico". Otro día, entramos al tren y había un indigente que aromatizaba el vagón, de tal manera, que tuvimos que cambiarnos de vagón con el tren aún en movimiento. Llegamos a Manhattan a casa de mi tío y viene ella y dice: -"¡Dios mío, en el tren había un damnificado y tuvimos que cambiarnos de vagón!"-. ¿Un qué? Pregunta mi tío. -"Un damnificado, de esos que huelen mal, bueno un homeless"-. -"Negra, se dice indigente. Damnificado es alguien que debido a una tragedia natural pierde sus pertenencias"-. Aún lo recuerdo y me río. Éstas y muchas otras cosas más, que ahora no recuerdo, las vivía día a día en Nueva York, entre risas y risas. 

Estatua de la libertada, NYC
Una vez instalado en Nueva York llegó el turno de planificar mi viaje a Las Uropas. Primero que nada, miro los pasajes de avión; 2000$, 3000$, 2500$. Me desilusiono de una. Mis intenciones de ir a Europa eran primeramente ir a Alemania, hacer un curso de dos meses, para mejorar mi alemán y luego visitar a mis amigos en otros países europeos. Tener que pagar 2000$ por sólo el pasaje, haría que mis planes se vinieran abajo. No me di por vencido. Lizett me dice que me meta de madrugada y tal vez encuentre alguna oferta. Además, hay menos gente conectada y los precios podrían estar más bajos. Eso hago. Pongo la alarma a las 3:00 a.m. Entro en www.cheaptickets.com y busco un pasaje; Nueva York-Berlín, Málaga-Nueva York. ¡Bingo! Un pasaje barato. 700$ con impuestos y todo incluido ¡Ida y vuelta! Perfecto. Un pasaje muy barato, comparado con que un pasaje de Venezuela a EE.UU, países que están en el mismo continente, no baja de 2000$. Compro el pasaje. El día siguiente llamo al instituto en Berlín. Debo hacer una transferencia internacional para pagar el curso. Voy al banco, lo hago. Todo perfecto. Ahora sólo faltaba algo ¡¿Dónde coño me quedo dos meses en Berlín?! Allá no tenía ni tío Jesús, ni hermana Lizett ¡Nadie! No conocía absolutamente a nadie. Conocía a personas en otros países, pero en Alemania no, por lo menos en Berlín. Pasé días y noches buscando hospedaje en Berlín. Entré a miles de páginas web, visité miles de anuncios, llamé miles de veces a Alemania, a veces ni entendía lo que me decían por teléfono. Coloqué un estado en Facebook para ver si alguien tenía algún contacto en Alemania que me pudiera ayudar. Muchos me ayudaron, me pusieron en contacto con personas en Alemania. Agradezco de verdad todo el apoyo en ese momento. Lloré, me preocupé y finalmente entré en una red social llamada Couch surfing, donde personas en diferentes países permiten a turistas quedarse dos o tres días, completamente gratis, en su casa. Había tomado la decisión de quedarme de casa en casa hasta finalmente encontrar algo bueno, bonito y barato. El 27 de diciembre, a pocos días de irme ya a Alemania, recibo un correo electrónico de una de las tantas páginas de hospedaje a las que me había suscrito. En el correo electrónico decía que alguien había visitado el perfil que yo había creado y me ofrecía hospedaje. Contacté a la persona por teléfono. Por fin había encontrado hospedaje. Debía pagar 300 euros mensuales. Al principio pensé que era una habitación en alguna casa de familia, pero mayor sorpresa fue la que me llevé después cuando llegué a Berlín. Encontrar algo por 300 euros es extremadamente barato. Tal vez si hacemos el cambio a bolívares, suena una barbaridad, pero para los estándares de vida europeo, esto es lo más barato que se puede conseguir.

Ya todo estaba listo. Boleto comprado, curso pagado, hospedaje encontrado. Aun así estaba nervioso. Una mezcla de sentimientos entre miedo, alegría y satisfacción me dominaban constantemente. 
En resumen, ¿Qué fue necesario para irme a Europa, a pesar de haber salido de Venezuela sin medio en el bolsillo? La respuesta es sencilla; trabajar, trabajar y trabajar con una meta, con un fin. Además de conocer personas únicas que siempre están dispuestas a apoyarte cuando haga falta. Personas como Lizett, Shania, Jesús, Lupe y sobre todo mi familia, que han creído en mí desde el momento en que me despedí de ellos en el aeropuerto de Maiquetía y emprendí este camino.

Todo es posible. Desde un principio no puse el dinero como una prioridad. Claro que es importante e indispensable, pero mientras más confiemos en nosotros mismos y en las ganas de querer lograr las cosas, el dinero llegará solo. Las oportunidades se irán acercando y el camino poco a poco se irá formando.

Fue así como el dos de enero de 2012, después de dos excelentes meses en Nueva York, rodeado de excelentes personas, crucé por primera vez "El gran charco" el océano Atlántico. Rumbo a lo desconocido. Y allí me esperaban miles de cosas por vivir.

P.D: Nueva York es una ciudad algo CARA. Así que si desean visitarla, tomen sus previsiones. Hay muchos hostales donde pueden quedarse por el módico precio de 20 a 25 $ la noche. A menos que tengan a alguien donde quedarse. La tarjeta del tren vale, dependiendo el uso que le quieran dar, 2,50$ por viaje. Hay una tarjeta ilimitada semanal por un precio aproximado de 29$ y la mensual por 104$. Si quieren pasar cerca de la estatua de la libertad y no tener que pagar los 12$ que cuesta el ferry que te lleva hasta la isla, puedes tomar el Ferry hacia Staten Island y te pasa muy cerca y es completamente gratis. Otro dato interesante, si quieren conseguir cosas que parezcan originales y económicas, pero en realidad no lo sean, no deben olvidarse de pasar por China Town. Sí, los chinos clonan hasta a sus madres. Pueden conseguir carteras, relojes, lentes, lo que te pase por la mente IDÉNTICOS de marcas muy famosas, a sólo 10% o menos del precio original.

Moisés,
Desde el Jardín Botánico Histórico de la Concepción
Málaga, España.

16 comentarios:

  1. llorooo!!!!! como cosa rara.... bello... y ya tome dato para no ir a usa jajajajajaja liss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja gracias, mi amor! Pero claro que puedes ir a EE.UU! Siempre se puede encontrar la forma. Mírame a mí, que me voy sin medio, pero siempre resuelvo jajaja

      Eliminar
  2. Moisés, me gusta mucho leer tus historias de viaje. Quiero agradecerte por compartirlas, además que lo haces de manera sincera y natural, "claro y raspao". Me alegra mucho todas tus expediciones y sobre todo tu actitud de sí se puede teniendo objetivos en mente. Me deja un buen humor la lectura de tus historias. Te mando un abrazo grande. Sigue disfrutando del mundo, y cuando puedas escribiendo sobre ello acá :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Carla!
      Gracias, muchas gracias. Me alegra muchísimo que te gusten mis historias. De verdad las escribo con mucho cariño y dedicación :) Ya seguiré publicando más poco a poco, aún quedan muchas cosas por contar :) un abrazote graaande.
      Saludos

      Eliminar
  3. Este es un verdadero relato de como fueron nuestros dias en new york!!! Love you Negro!!! Solo 8 dias mas y estaras en casa nuevemante! I CAN'T WAIT!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi neeegraaa! Ya falta poco! En ocho días nos vemos y todo vuelve a la normalidad jajajajajajajaja
      Love you, negraaa!!

      Eliminar
  4. moises de verdad q disfruto mucho todas tus anecdotas que te a tocado vivir....me imagino que lo disfruta muchisimo,te admiro por ser un muchacho que con tan corta edad lucha por su sueño,te felicito y sigue adelante hasta alcanzar lo que deseas....Que Dios te bendiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaditas! Me alegra muchísimo que te gusten. Las escribo con mucho cariño y dedicación. Pienso que todo se puede lograr con constancia, ganas y dedicación :)
      Gracias por el apoyo,
      Por cierto y disculpame, pero quién eres?
      Es que no reconozco tu nick.
      :)

      Eliminar
  5. jajajaja como me reí de lizett, se me salieron las lagrimas de la risa, en la parte de pedofilico! jajaja fue super gracioso. Me gustaria conocer a Lizett :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chaaaamo! Ya la vas a conocer! Cuando estés en NYC te la presento! Le diré que eres su fan! Jajaja
      Te puedes imaginar como me reí yo cuando ella me lo dijo y todas las loqueras que dice también! Jajajajajaja

      Eliminar
  6. Hahhahahahahaha mis alumnos están presentando mientras leo y mo puedo evitar cagarme de la risa! Hahahhahahahhaha cdtm! Qué rata eres con Lizett, ay sí ay sí, como si a ti no se te hubiese olvidado como decir Hungría! jummm hahahha me dio full risa lo de la video conferencia con Hitler! Habhahaha ay, baby, clsro que todo se logra trabajando, tú eres el vico ejemplo de que sólo se necesita el sueño, la fuerza de voluntad y las ganas de trabajar. :) you totally rock, negritooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi amoool! :) Gracias! Sólo hace falta un sueño y eso es todo! Además, también hacen falta amigos como tú que den ánimo de seguir adelante!!! :) Te amo!

      Eliminar
  7. Chamo no me vas a creer lo que te voy a decir: me quedé en el hotel MARRIOTT en Brooklyn por 230 dólares por 10 días!!!!(luego te paso el dato jajajaja) Ni me hables de los 2.50 dólares por viaje en el metro. Después de casi casi quedarme pelando en NYC por andar pagando viaje por viaje, me dí cuenta que existía la famosa tarjeta ilimitada por una semana, la cual vale acotar, fue la mejor inversión que pude haber hecho jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quuuueeeeee? Cómo que tú te quedaste diez días en el Marriot??? Y sólo pagaste 230$?? Chamo, con quien te acostaste para conseguir eso??? Jajajajajajajajaja Tienes que decirme, eso es digno de colocarlo en el blog!
      Por otra, parte, eres un agafeado jajajajaja Pagaste tu novatada con lo del tren! A todos nos pasa de una u otra forma!

      Eliminar
  8. Recuerdo el chalequeo por lo de Winona! Más de 909458 comentarios en menos de 24 horas,no era para menos!Encima ni una foto con la enana jajajaja! Eres un incompetente al respecto!! Por qué no pones la de Bosé o la de Miss Univ? Sácale jugo a los que si pudiste jajaja, para que enmiendes mi rabia por lo de Robert en Londres! #nomeolvido #melodebes PS Qué linda Shania! Xoxos pelotudos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boluuudaaaaa! Jajaja lo de Robert no era en Berlín?? Jajajajajaja Shany es muy linda, de verdad! Sumamente inteligente!!! Un abrazote grande!!!

      Eliminar

Bienvenido a Tripping a la venezolana

¡Puedes seguirme en Facebook y Twitter!.

¡Suscríbete a Trippinng a la venezolana!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.