miércoles, 18 de abril de 2012

De Venezuela a Colorado

Al fondo, Parque Nacional de las Montañas Rocosas
El 28 de agosto del 2011 salí del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar con destino a Estes Park, Colorado, EE.UU. Sin embargo, todo había comenzado antes. Los planes duraron más de dos meses. Duré días enteros planificando y planificando. Esto, al final, no me sirvió de mucho. Con el tiempo descubrí que no importa cuántos planes haga o cuántas veces planifique con detalles todo, al final las cosas salen como deben salir y en eso debo confiar.

Gracias a la ayuda de mi abuela, compré el pasaje para Colorado. Ida y vuelta. Gran error que cometí, pero es algo que debo pensar mejor en el futuro. Tuve miedo de tener problemas en inmigración al entrar a EE.UU y no tener un pasaje de retorno y fue por eso que compré un pasaje ida y vuelta. Sin embargo, luego descubrí que si puedo justificar el no tener un pasaje de retorno, no tendré ningún problema.
Antes de comprar el pasaje sucedieron muchos inconvenientes. Primero, no tenía dinero. Esa fue la razón de mayor peso. Luego mi abuela, con su inmenso corazón, me dio el dinero que necesitaba para comprar el pasaje. Una vez comprado el pasaje, el primer problema se presentó. Recibo un correo electrónico y me dicen que no podré trabajar en Colorado por cuatro meses, sino sólo por dos. Entro en crisis, grito, lloro, corro por la casa como loco, me golpeo contra las paredes de mi habitación, llamo a mi empleador en EE.UU y le ruego, le digo que necesito trabajar por cuatro meses, sino perderé el pasaje. Me dicen que no, que no y que no. Vuelvo a llorar, grito de nuevo, se me bloquea la mente y no puedo pensar más. Intento desestresarme y veo una película. Más tarde hablo por correo electrónico con mi gran tío en Nueva York, Jesús Aguais (Tío de corazón mas no de sangre) Le explico lo que me pasó. En principio, se suponía que iría a Colorado y trabajaría cuatro meses y así ahorraría el dinero suficiente para ir a estudiar a Alemania. Así todo sería perfecto, pero ahora que me decían que sólo podía trabajar hasta el 28 de octubre, sólo dos meses, no sabía qué hacer. Mi tío me ofreció trabajar en AID FOR AIDS International, una fundación en la que he sido voluntario por más de ocho años, por los dos meses restantes y así reunir el dinero suficiente y lograr mi próximo objetivo: Ir a Europa.

Esto fue lo mejor que me pudo haber pasado. En este momento fue cuando comencé a creer, fuertemente, que todo sucede por algo. Nueva York, por esta temporada, fue genial. Trabajé con un grupo de personas inigualables, geniales, de gran corazón y en términos de trabajo, fue mucho mejor que trabajar en Colorado.

De nuevo al principio. Luego de haber solucionado "todo" el 28 de agosto de 2011, como ya lo había dicho, volé a Colorado. Ese día me desperté de madrugada, mi tía y mi tío me venían a buscar para llevarme al aeropuerto. Me vestí, la maleta ya estaba hecha, miré mi cuarto por última vez y dije para mí: -"Nos vemos en un año... O cuando tenga que ser-". Escuché la corneta de la camioneta, me despedí de mi hermano, aún dormía. Fui al cuarto de mi abuela y me despedí de ella, la desperté. Me dijo -"Dios te bendiga".

En el aeropuerto estaba nervioso. Fuimos mi tía, mi tío, mi prima la vaca y yo. Fui a hacer el check-in, todo bien. Subimos y compramos café en una máquina instantánea. No pude bebérmelo, estaba tan nervioso que ni siquiera podía tomarme el café. No era la primera vez que me iba de viaje. Anteriores veces había salido mucho, pero jamás bajo estas condiciones. Lo único seguro era trabajar en Colorado dos meses, ir a Nueva York y trabajar dos meses más. El resto aún no lo sabía. Se suponía que alguien, no diré nombre, me ayudaría para pagar el curso el Alemania, pagar hospedaje y demás cosas. Eso sería genial, pues ahorraría mucho dinero y estaría más tranquilo. Pero las cosas se dieron de otro modo. No hubo ayuda, no hubo nada. Si me quería ir a Alemania tendría que pagar todo yo, absolutamente todo yo. Y así fue.

La experiencia en Colorado fue buena, más no genial. Conocí buenas personas y trabajé mucho. Trabajé como negro, como dirían algunos de mis amigos. Hice un total de 3200$ en sólo dos meses. Lo único que compré fue una Tablet. Necesitaba algo para estar conectado, pues no tenía computadora portátil. Fue la mejor inversión que pude hacer. Me ha servido de maravilla. Es mi GPS, mi cámara fotográfica (Algunas veces), mi dispositivo de almacenamiento, mi pasatiempos, es todo. En Colorado una buena amiga paraguaya me molestaba y me preguntaba por "Tablet" así como si fuera mi novia o algo parecido.

El 30 de octubre volé a Nueva York. Llegué al aeropuerto internacional JFK. Allá me esperaban otros dos meses más de experiencias, aventuras, momentos gratos con una nueva familia que siempre los llevaré en el corazón dondequiera que vaya. Pero ésa será otra historia... Por hoy ya está bien. Sólo una pequeño resumen de como comenzó todo. Esta aventura que aún no ha finalizado.

Moisés,
Málaga, España.

8 comentarios:

  1. Excelente Moises. Sigue escribiendo, me encanta

    ResponderEliminar
  2. Muy apasionado :) Seguro todo lo que escribes me va a dar la valentía para hacer un viaje como ese :) <3 <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palomaaa! Bueno esa es la idea... Que esta experiencia le sirva a los demás :) un abrazo, mi amor!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Casí llore en la parte de la despedida! y luego me reí mucho!

    ResponderEliminar
  5. MI AMOOOOOOOOOOOOOR. Ahora es que he tenido algo de tiempito para leer tu blog #WeleArepa! Me llena de alegría ver que tanto regaño de MAchuca valió la pena :D y también el darme cuenta que, aunque estábamos algo lejos, yo me sé TODOS esos cuentos completicos juju. Tejtraño mucho, beibi. Te prometo que seguiré leyendo porque quiero llegar a nuestro día #WeleArepa en Barcelona! Siempre he pensado que tú puedes ser todo lo que te propongas en la vida, intérprete, traductor, egiptólogo, catador de vinos y hasta blogger! Así que trabajo no creo que te falte nunca, y mucho menos las ganas de echar pa'lante!
    ¡Te amo, darling y enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MI AAAMOOOOL!!! Espero que Machuca esté orgullosa de lo que ha creado jajaja cada vez que escribo me acuerdo de ella xD
      Me alegra muchísimo que te guste mi amor y que te alegres por mí! Te adoro! Tienes que seguir leyendo porque pronto escribiré sobre nuestro día #WeleArepa en la madre patria! :)
      Gracias por el apoyo, por la motivación y todo...
      ¡TE AMO, TÍA! Halaaaaaa

      Eliminar

Bienvenido a Tripping a la venezolana

¡Puedes seguirme en Facebook y Twitter!.

¡Suscríbete a Trippinng a la venezolana!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.